Santiago Llobet

En un mundo en el que internet es la red de comunicaciones por excelencia era evidente que E-Commerce iba a llegar a todos los sectores posibles.

Todo se compra y se vende por internet, hasta existen inversores que compran apartamentos valorados en millones de dólares en la ciudad de Nueva York sin ni siquiera poner los pies en el país americano. Evidentemente no lo compran a través de una pasarela de pago, si no con un abogado, pero la firma escaneada por email ya es un documento legal válido en los USA.

Cuando empezaron a surgir los portales de e-Commerce mucha gente se mostraba reacia a comprar algunos productos si no se podían tocar antes. La ropa es un claro ejemplo pues a muchos nos gusta probar la ropa antes de pagarla, no vaya a ser que nos hagan ver más gordos de lo normal, y eso, a todas luces, no se puede tolerar.

En el sector de la fotografía y el material fotográfico, todas las grandes tiendas distribuidoras de material fotográfico se lanzaron a crear sus propios portales de venta online ofreciendo algunas ventajas a los consumidores tanto profesionales como amateurs.

El portal por excelencia en venta de material fotográfico, es sin lugar a dudas la tienda B&H en Nueva York que dispone de una tienda física y un portal online.

B&H permite al cliente comprar en la tienda física (si estás en NYC vale la pena entrar en la tienda pues no existe una tienda mejor en el mundo), comprar en internet con delivery a tu casa o comprar en internet con “NYC STORE PICK UP”. Al escoger esta última opción has de ir físicamente a la tienda a recoger la compra. Así evitas colas, aglomeraciones o tener que esperar al vendedor.

Una característica muy valorada en el portal de B&H es que cada producto tiene cientos de opiniones de personas que realmente lo han comprado. Leer estas opiniones positivas y/o negativas ayuda más a la compra que leer la propia descripción del producto. Hay tantas valoraciones escritas por personas de diferentes países que resulta evidente que no son fraudulentas, insertadas por el fabricante para dar una buena imagen del producto.

Otra característica valorada en los portales de material fotográfico es la increíble variedad de productos y un catálogo que a menudo abarca todas las marcas.

En la ciudad de Santo Domingo existen tiendas como Kcettes o TechCamm que disponen de buen material profesional, pero evidentemente no lo tienen todo con lo que muchas veces has de prepagar el producto para que la tienda lo importe. Esto implica esperas y el consumidor se plantea pues comprarlo online.

Comprar online también presenta problemas ya que a partir de una cantidad y teniendo en cuenta el valor del producto importado, la Dirección General de Aduanas aplica unos aranceles muy caros para proteger a los importadores autorizados. Esto no sólo se hace en RD si no en todos los países del mundo para evitar que algunas personas operen como importadores paralelos cuando existen unas tiendas que pagan la licencia para poder ser importadores autorizados por el gobierno.

Conviene hacer cuentas antes de comprar una cámara fuera de RD a través de internet si no queremos llevarnos un susto cuando la cámara llegue al país.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *